Cancelar Totalplay

cancelar-totalplay-1

Con sede en la Ciudad de México, Totalplay se ha posicionado entre las mejores compañías de servicios relacionados con las telecomunicaciones en tierras mexicanas. Si cuentas con este servicio y quieres darlo de baja debes saber todo lo necesario acerca de cancelar Totalplay y mucho más.

cancelar-totalplay-2
Cancela tu Totalplay
Índice de contenidos
  1. ¿Cómo puedo cancelar Totalplay fácilmente?
  2. Cancelar Totalplay sin recibir una penalización
  3. Requisitos para cancelar Totalplay
  4. ¿Cuánto debo pagar por la cancelación?
  5. ¿En qué casos es Totalplay quien decide cancelar el servicio?

¿Cómo puedo cancelar Totalplay fácilmente?

Existen varias formas para cancelar Totalplay de manera rápida y fácil, como por ejemplo, contactando por vía telefónica a la línea de Atención al Cliente de la empresa, a través del 800 5100 510 si te encuentras en el interior del país o con el 55 1579 8000, si estas en Ciudad de México o alguna zona del Área Metropolitana.

La página de la empresa ofrece un chat desde donde puedes realizar la solicitud de cancelación del servicio, solo debes ingresar en la sección de Soporte y Ayuda de la web y hacer clic en el icono del chat. La espera para recibir una respuesta puede ser de 30 a 60 minutos aproximadamente.

Otra opción es acudir directamente hacia la sucursal más cercana a tu domicilio, que recordemos no se encuentran en todo el territorio mexicano, pero seguramente si en tu zona porque de lo contrario no habrías podido contratar el servicio. Algunas de las sucursales están en:

  • Ciudad de México
  • Jalisco
  • Tijuana
  • Ensenada
  • Veracruz
  • Monterrey
  • Tuxtla
  • Coatzacoalcos
  • Coahuila
  • Puebla
  • Torreón
  • Nuevo León

No olvides que para acudir a una sucursal debes llevar tu identificación oficial vigente y el número de cuenta que está asociado a la cuenta de Totalplay que quieres cancelar o dar de baja.

De igual forma, puedes probar contactar con las redes sociales de la empresa a través de Twitter en @TotalplayAyuda o por Facebook, escribiendo a la cuenta Totalplay. El horario de atención por esta modalidad es de lunes a domingo desde las 9:00 hasta las 21:00 horas.

En la web también encontrarás un pequeño formulario en la zona inferior, desde donde puedes contactar con el soporte técnico indicando el motivo por el que escribes y en qué proceso requieres apoyo.

Cancelar Totalplay sin recibir una penalización

Hay varias situaciones en las que el usuario podrá cancelar su servicio Totalplay sin tener que pagar una penalización, aunque claramente esto no siempre será posible y deberás asegurarte que entres entre el grupo que si puede realizarlo de esta manera:

  • Los usuarios que hayan firmado un contrato por vigencia indefinida y que por lo tanto no incluye un plazo forzoso. En este caso no pagarás una penalización, pero si lo harás por la instalación del equipo.
  • Cuando ya se ha cumplido el plazo forzoso puedes cancelar el servicio. También puedes esperar a que se cumpla el plazo y contratar el servicio con vigencia indefinida para que de estar forma puedas cancelar en el momento que lo creas necesario.
  • La solicitud de portabilidad de Totalplay debe realizarse en un plazo no mayor a 24 horas, de no ser así podrás cancelar el servicio asociado a los números de teléfono sin costo alguno. De hecho, podrás optar a una compensación del 20% del monto que debes pagar por el servicio.
  • Tampoco deberán pagar penalización los usuarios que quieran cancelar el contrato de vigencia indefinida debido a un aumento de las tarifas del servicio, con el que no estén de acuerdo. Exceptuando los casos en que los cambios vienen sujetos a las disposiciones de carácter fiscal.

Antes de cancelar puedes plantearte el realizar un cambio de plan, si no estás de acuerdo con el que tienes. Lo anterior solo es posible si han transcurrido nueves meses de tu contrato actual, además se ajustará el precio a pagar de acuerdo al plan elegido.

Requisitos para cancelar Totalplay

  • Solo podrá dar de baja el servicio la persona que aparezca como titular del mismo ante la empresa de telecomunicaciones. Si harás la cancelación acudiendo a una sucursal, lleva contigo tu identificación vigente y el número correspondiente a tu cuenta.
  • Haberse cumplido el plazo forzoso estipulado en el contrato o pagar los meses que faltan para la fecha de finalización asentada en el documento.
  • Deberás entregar los equipos que te fueron otorgados por la empresa al momento de realizar la contratación del servicio.
  • Haber saldado las deudas relacionadas con la instalación o venta de los equipos Totalplay, en caso de tenerlas.
  • Puedes cancelar un contrato luego de haber pasado 30 días desde la adquisición del servicio.

Cuando la cancelación se retrasa por responsabilidad de Totalplay, el usuario puede solicitar que no se le exija el pago de la factura por el lapso de tiempo que le tome a la compañía hacer efectiva la baja el servicio.

Si también haces uso de los servicios Izzi, puedes conocer toda la información relacionada con la baja del servicio a través del siguiente artículo de nuestra web, Cancelar Izzi.

¿Cuánto debo pagar por la cancelación?

En los casos de los usuarios que desean cesar el contrato antes de haberse cumplido el plazo forzoso, deberán pagar los meses restantes, incluyendo los pagos que han sido diferidos por la instalación y los dispositivos proporcionados. Ten en cuenta que de no entregar los equipos, deberás pagar por ellos.

El pago de los meses o cuotas restantes dependerá del plan que hayas estado utilizando, normalmente el costo va desde $4000 a $5000 pesos mexicanos en algunos casos, aunque habrá quienes solo deban pagar entre $600 y $2000.

Igualmente, debes pagar por los servicios adicionales que hayas contratado a través de esta compañía y si te beneficiaste de alguna de las promociones de Totalplay, la empresa te solicitará que pagues la diferencia.

¿En qué casos es Totalplay quien decide cancelar el servicio?

  • Cuando los servicios de la compañía son empleados para fines contrarios a los establecidos en la Ley.
  • Si alguno de los datos que el titular ha proporcionado al momento de la contratación resulta ser falso. Por ejemplo, la identificación, el historial crediticio o la ubicación del domicilio.
  • Cuando el usuario no realiza el pago del servicio en el tiempo estipulado o de la manera acordada.
  • A quienes sean insolventes o hayan sido declarados en quiebra.
  • Cuando se cambia de domicilio sin avisar a la empresa.
  • En las situaciones donde se esté comercializando el servicio, sin que la compañía tenga conocimiento de esto.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up